Nuevo Laboratorio FSMS sobre la limpieza y la sostenibilidad ambiental en centros comerciales

El Foro Medio Ambiente y Sostenibilidad de Ifema (FSMS) escogió la limpieza profesional y la sostenibilidad ambiental en los centros comerciales como tema de análisis para la celebración de su quinto Laboratorio FSMS, en el que participaron diferentes organizaciones relacionadas con la limpieza y el mantenimiento de estas instalaciones. El evento se organizó como un encuentro previo a la celebración de la tercera edición del Salón de la Limpieza e Higiene Profesional, ESCLEAN, que se celebrará como parte de FSMS entre los días 13 y 15 de junio en Feria de Madrid.

A este LAB FSMS acudieron (en la foto, de izquierda a derecha) Paula Lorenzo, secretaria técnica de la Asociación Nacional de Auditores y Verificadores Ambientales (ANAVAM); Lola González, directora de FSMS de Ifema; Rafael Arruga, director gerente de la Asociación de Fabricantes e Importadores de Maquinaria Industrial y Limpieza (AEFIMIL); Juan Díez de los Ríos, presidente de la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (ASPEL); Javier Martínez, gerente de Asociaciones Federadas de Empresarios de Limpieza Nacionales (AFELIN); Isabel Alcántara, gerente comercial de la feria ESCLEAN, y Rosa Fernández, gerente de la Asociación de Empresarios de Madrid (AELMA). También participó en el debate como medio colaborador Antonio Borredá, director de la revista Limpiezas.

 En muchas ocasiones los centros comerciales se han convertido en los nuevos espacios públicos de los entornos urbanos, donde buena parte de la población invierte su tiempo de ocio y de compras generando importantes flujos de visitantes. Son también instalaciones complejas que han de ofrecer al cliente un alto estándar de calidad y confort, aspectos en los que la limpieza resulta un elemento crucial. Si además de ser efectiva, la limpieza de un centro comercial se hace con criterios de sostenibilidad ambiental será un paso más para avanzar en un uso racional y eficiente de los recursos como la energía o el agua, la reducción de emisiones de C02, la minimización de los residuos o la mejora del bienestar humano y del medio ambiente.

Sin embargo, aunque tanto las empresas proveedoras de servicios de limpieza como aquellas que fabrican o distribuyen la maquinaria necesaria para dicha actividad, muestran un interés general por avanzar en criterios ambientales, parece que hay barreras importantes para ello, y que los propios representantes del sector, en mayor o menor medida, reconocen que así es. No obstante, también coinciden en que la sostenibilidad ambiental ha de ser un paradigma a tener siempre presente como meta a medio y largo plazo. El sector está en un momento en el que, tras sufrir de manera especialmente dura la crisis económica, puede comenzar a entender la sostenibilidad ambiental como un factor diferenciador y de competitividad, siempre y cuando sus clientes finales (por ejemplos, las empresas que gestionan centros comerciales, entre otros muchos)  así lo valoren y reconozcan.

IMG_1361.jpg

 

El coste de incorporar criterios ambientales a los actuales servicios de limpieza es para unos algo improbable, mientras que para otros no resulta ni tan complicado ni supone un excesivo sobrecoste. En cualquier caso, como ocurre en otros muchos sectores de actividad económica, el ajuste de los precios por parte de los clientes en tiempos de crisis, la baja visibilidad de la actividad y, por desgracia, el poco valor que a veces se le otorga a los servicios de limpieza, condicionan el presente del sector y limitan su capacidad de movimientos enfocados a la mejora del servicio a través de criterios de sostenibilidad no solo ambiental, sino también social, un aspecto clave en esta actividad porque el mayor coste de estas empresas es el de personal.  No obstante, existen pasos importantes. Algunos de ellos son la etiqueta ecológica de la UE para productos y servicios Ecolabel, las certificaciones ambientales, las mediciones de la huella de carbono, los sistemas de ahorro de agua y energía, etc.

En opinión de Rafael Arruga (AEFIMIL),todas las partes implicadas en el sector de la limpieza profesional tienen una especial sensibilidad hacia las posibles mejoras en sostenibilidad ambiental. Sin embargo, este es un sector muy aquilatado en costes y con unos plazos de contratación tan cortos que resulta imposible que las empresas que prestan este tipo de servicios puedan invertir, por ejemplo, en maquinaria más avanzada o sostenible. El sector ha pasado de un escenario donde las empresas compraban las máquinas a otro donde se impone el alquiler, sencillamente por una cuestión de plazos y de costos.

Rosa Fernández (AELMA),puso el acento en la necesidad de darle más valor a la sostenibilidad en general, y a la ambiental en particular, algo que debe surgir desde los propios sectores de actividad para impulsar el interés por estas cuestiones en el conjunto de la sociedad. Por ello, son muy importantes los mensajes en esta dirección que cada organización transmite tanto a sus asociados como a la ciudadanía, una visión que la feria ESCLEAN ha de recoger y poner en valor. La pregunta que se hace Rosa Fernández es si realmente es más caro realizar un servicio de limpieza más sostenible, ante lo cual ella misma considera que no lo es. Se trata de limpiar mejor y al mismo coste, y tener siempre la sostenibilidad ambiental como una meta en los objetivos del sector.

Por su parte,Javier Martínez (AFELIN),  apuntó que las empresas tiene  que entender la sostenibilidad ambiental no como una obligación, sino como una oportunidad y un beneficio. Pero resulta imposible pasar “de cero a cien” en el mínimo tiempo. Ahora, comentó Javier Martínez, las administraciones públicas han endurecido las condiciones de contratación, en algunos casos aumentando los criterios  ambientales. Sin embargo, esto a las empresas les supone un gran esfuerzo que muchas veces no pueden asumir.

IMG_1363.jpg

 

Juan Díez de los Rios (ASPEL),afirmó que el sector de las empresas de servicios de limpieza profesional todavía está inmerso en la crisis que comenzó en 2008, y que las relaciones con clientes como son los centros comerciales se orientan básicamente en el precio del servicio, sin tener demasiado interés por cuestiones ambientales, a diferencia de los contratos de limpieza con las administraciones públicas, donde sí se ven cada vez más condiciones ambientales. En realidad, dijo Díez de los Ríos, los centros comerciales se mueven por la obtención de resultados positivos en sus balances, y la limpieza no deja de ser para ellos una commodity donde no valoran si las empresa de limpieza actúa o no con criterios de sostenibilidad ambiental. No obstante, es destacable el hecho de que el sector de la limpieza profesional sí ha alcanzado una importante sostenibilidad y equilibrio a nivel social con una sólida garantía de los empleos y un convenio colectivo que funciona.

Paula Lorenzo (ANAVAM), incidió en la importancia de valorar y tener certificados de gestión ambiental, porque esto le da un plus de calidad a las organizaciones, algo que cada vez la sociedad valora más. No solo es bueno tener, por ejemplo, la certificación ISO 14001, sino que también hay que intentar difundirlo y darlo a conocer en la sociedad. Cada vez, las empresas con certificaciones ambientales tienen las puertas más abiertas, las mismas que se le van cerrando a las que no los tienen, porque entre otros motivos es el usuario final el que acaba demandando servicios y productos con mayores garantías ambientales.

Según Antonio Borredá (revista Limpiezas), actualmente lo que define la situación y lo que más prioridad tiene para las empresas que gestionan centros comerciales es el precio, y no tanto la sostenibilidad ambiental, aunque las empresas que ofrecen servicios de limpieza profesional en estas instalaciones están avanzando en temas como la mejora tecnológica de la maquinaria y la eficiencia en el servicio. Paradójicamente, quien sí está avanzando en conciencia ambiental es la sociedad, y cada vez son más las personas, por ejemplo usuarias de centros comerciales, las que se fijan en aspectos ambientales de la gestión. La sostenibilidad ambiental es un proceso creciente y puede ayudar a las empresas a mejorar en un futuro su competitividad.

El objetivo de los LABORATORIOS FSMS es colaborar en el debate y el intercambio de ideas en las temáticas más relevantes vinculadas a la sostenibilidad ambiental en sus diferentes campos, tanto desde el sector privado como desde el institucional, académico y ciudadano. Con ello, se pretende no solo conocer los avances en sostenibilidad ambiental y social de las organizaciones, sino también analizar la percepción que de ellos tiene el ciudadano o las hojas de ruta que se definen desde la academia.

 

FSMS con leyenda.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s